• fr
  • es
  • en
  • de
  • et

Tratamiento por Radiación Gamma

Está técnica se basa en la exposición de los productos a la radiación gamma generada por una fuente de cobalto 60 durante un tiempo limitado.

Los fotones emitidos tienen dos niveles de energía: 1.17 y 1.33 MeV

La radiación gamma permite la esterilización de productos sanitarios, cosméticos y farmacéuticos. La fuente de radiación está permanentemente emitiendo radiación, y es tan penetrante que es capaz de atravesar los pallets enteros.

Los productos se cargan en un sistema transportador que los lleva por dentro de la celda de radiación hasta la fuente, donde son expuestos a la radiación durante un tiempo predeterminado. Una vez los productos han alcanzado la fuente, circulan alrededor de esta con una velocidad definida hasta que completar su tratamiento. Una vez que ha finalizado el tratamiento, el transportador se encarga de sacar los productos de la celda de irradiación.

La dosis absorbida depende principalmente de los siguientes factores:

  • la actividad y la configuración de la fuente
  • el tiempo de irradiación
  • la composición y la densidad de los materiales

Tratamiento de pallets

Disponible en Sablé sur Sarthe y en Pouzauges

  1. Recepción de los productos
  2. Control de la recepción
  3. Carga y descarga automatizada de los palés
  4. Laberinto
  5. Célula de ionización
  6. Sistema automático de almacenamiento
  7. Almacenamiento de los productos tratados
  8. Control antes de enviar
  9. Envío de los productos

Tratamiento por cajas.
Disponible en Dagneux.

Casi medio siglo de investigación avala la eficacia y seguridad de la esterilización por radiación, la cual es recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Un proceso práctico y seguro

El tratamiento por radiación gamma tiene las siguientes características:

  • el producto se irradia dentro de su packaging (en pallets), por lo que se evitan posteriores contaminaciones.
  • sin aumento de temperatura, compatible con productos sensibles a la temperatura, congelados o refrigerados.
  • sin cuarentena. Los productos se pueden utilizar directamente tras el tratamiento, reduciendo los costes de almacenaje.

Ionisos ofrece también tratamientos por radiación beta.